Hay dos factores de riesgo principales asociados con el uso regular de un ratón. En primer lugar, la manipulación un ratón requiere que la persona realice pequeños y precisos movimientos con la mano, los dedos y el pulgar. Posicionar el ratón, moverlo, arrastrarlo o hacer clic en sus botones una y otra vez hace que los mismos pequeños músculos trabajen. Este uso excesivo puede causar..: Dolor (dolor, sensibilidad) en el dorso de la mano (Figura 1)Dolor (dolor, sensibilidad) alrededor de la muñeca (Figura 1)Dolor (dolor, sensibilidad) a lo largo del antebrazo y el codo (Figura 1)La formación de nódulos dolorosos, y quistes sinoviales avanzados alrededor de las articulaciones y a lo largo de los tendones Entumecimiento y hormigueo en el pulgar y el dedo índiceSensación de ardor, rigidez y limitación del rango de movimiento de las articulaciones