El confort térmico está ligado a la difusión del calor. Los radiadores de inercia, que almacenan el calentarlo y difundirlo Lentamente, son la solución más cómoda, tanto en términos de sensación térmica como de consumo de energía. Los convectores son baratos pero la temperatura en la habitación es desigual, el aire es seco y consumen mucha energía. Los radiadores radiantes o radiantes difunden el calor por radiación y convección, pero el confort térmico no es óptimo. Los calentadores de ventilador son pequeños calentadores auxiliares para el calentamiento rápido de pequeños volúmenes.