En promedio, este equipo se utiliza varias docenas de veces al día. Elegir un grifo de cocina de calidad, hecho de materiales resistentes, garantiza su durabilidad. La mayoría de los modelos están hechos de acero inoxidable y cromo Puede ser terminado en un acabado brillante o satinado. Ambos materiales son muy sólidos y fáciles de limpiar. Otros como el hierro fundido, el níquel o el acero cepillado contribuyen a la decoración contemporánea de su cocina. Además, hay modelos en cobre, latón y bronce. Le dan un aspecto vintage a su interior, pero requieren más mantenimiento ya que se ensucian y se oxidan más rápido.