Más dinero no necesariamente significa mejor… pero sí un poco. Para bajar el precio de estas pequeñas gemas de la tecnología, los fabricantes siempre deben hacer una elección drástica en los componentes de la tableta. Se trata de saberlo. Puede que ni siquiera te importe, y sabiendo eso… podrás adaptarte mejor a ella y no perderás la paciencia. Hay muchas tecnologías de pantalla diferentes ahí fuera, no todas son iguales. En general, todas las pantallas serán fácilmente legibles en el interior, pero no todas tienen la misma calidad de lectura en el exterior. Así que antes de comprar una tableta, hágase una pregunta: ¿Dónde usaré mi tableta? Dependiendo de la respuesta, sabrá qué tipo de pantalla debe evitar o preferir.