Retira cualquier parte dañada.

Las patatas (como los humanos) no son perfectas. Algunas patatas tienen manchas, ojos o partes ennegrecidas y dañadas. Presta especial atención a estas áreas y si tu la patata ya no es perfectamente redonda. Después de pelarlo, no importa, a veces tendrás que hacer un...